Nuestros Colaboradores

Sin vosotros, Garabato no sería posible

INCLUSO LOS HÉROES NECESITAN AYUDA. ( PLASENCIA)

EL Periódico Extremadura//En la actualidad, los números del grupo “Incluso los héroes necesitan ayuda” hablan por sí solos. Más de 300 personas están elaborando material desde sus casas. Organizar la entrega de material y recogida del producto final listo para ser usado no es tarea fácil. Para ello la ciudad de Plasencia se ha dividido en 26 zonas con un jefe de grupo en cada una de ellas. También colaboran grupos de poblaciones cercanas a la Perla del Jerte, e incluso alguno de Badajoz y Salamanca. Fernando Corriols tiene experiencia en la organización de equipos ya que trabaja como jefe de producción y mantenimiento de una empresa biotecnológica. La producción de mascarillas supera las 2.000 unidades diarias y las de batas también excede de las 150. Desde que surgió la idea hasta el primer mes de trabajo se han entregado 22.000 mascarillas y 2.600 batas, según estimaciones de la organización. «Hemos dejado de pisar el acelerador en la producción pues ya hemos cubierto en parte las necesidades de Plasencia y sus comarcas», indica Fernando Corriols.

El Ayuntamiento de Plasencia colaboró al comienzo de la iniciativa con la adquisición de material y coordina la Protección Civil en la entrega de gran parte de éste. «Cuando tiene necesidad de mascarillas o batas nosotros se las suministramos. Recientemente, hemos montado para el consistorio 4.000 máscaras. Hacemos trabajos de todo tipo, pero lo importante es que lo hacemos de forma organizada. Y lo hacemos entre solo ocho personas», añade.

«En cuanto a las mascarillas, estas están elaboradas con polipropileno, con un filtro de celulosa que no deja pasar ningún tipo de partícula. Estamos entregando este material en hospitales y centros de salud. Estuvimos hablando con la gerencia del Hospital Virgen del Puerto y tenemos el visto bueno para usarlo a nivel sanitario», concluye Corriols.

Talleres Ardila (Moraleja)

“Taller de costura y confección, con espíritu ecológico y de inclusión laboral.

Calle Alfonso X, 8, 10840 Moraleja, Cáceres

Talleres Ardila nace de las cenizas de un antiguo taller de confección especializado en moda de baño, en un pueblo extremeño llamado Moraleja, en Cáceres. El taller original desapareció hace años ya, producto de la deslocalización de la producción textil. Con deslocalización me refiero esa la estrategia empresarial de llevar la producción a países del tercer mundo, en búsqueda de mano barata, que prácticamente ha acabado con la industria textil española.

Esther González Ruiz, presidenta de la Asociación Moda Sostenible Extremadura, decidió rescatar la maquinaria y la experiencia de las antiguas trabajadoras de la zona, para revivir una de estas fábricas desaparecidas. El proyecto, valiente, era ofrecer puestos de trabajo en una comunidad con una tasa de desempleo que está por encima del 25%, y atender las necesidades de pequeñas marcas, como Cabuya, que no tienen capacidad de producir las grandes cantidades que les exigen los talleres tradicionales.

Talleres Ardila donó a Proyecto Garabato  500 Mascarillas Higiénicas Adultos y 80 Mascacarillas Niñ@s.